Uno de los proyectos de este trimestre en Educación Infantil ha sido “La Prehistoria”. Como actividad de cierre qué mejor forma que visitar Arqueopinto y hacer un viaje a tan remota época.

En Arqueopinto realizaron dos actividades, por un lado la visita al parque con su itinerario sobre la prehistoria y por otro lado un taller de pintura rupestre.

La visita al parque estuvo llena de emoción porque nuestros alumnos se subieron en una máquina del tiempo para conocer de cerca la evolución humana y tecnológica de nuestra especie desde los primeros australopitecos a los grupos neolíticos de cazadores recolectores. Allí, vieron demostraciones en directo y participaron en procesos como la talla de sílex, el fuego, lanzamiento de arco y propulsor, elaboración de harina, perforado de rocas duras y un montón de cosas más. ¡Todos los objetos se podían tocar!.

El taller de pintura les hizo disfrutar un montón y pudieron descubrir CÓMO pintaban nuestros antepasados de la prehistoria, QUÉ les gustaba pintar, DÓNDE lo hacían y CON QUÉ herramientas y colorantes. Y así experimentaron la pintura rupestre con óxidos, carbones y tierras naturales.

Fue una gran experiencia en la que además de poner en práctica lo aprendido en clase les brindó la oportunidad de pasar un día diferente fuera del aula.

Os dejamos un montón de fotos y podréis comprobar lo bien que lo pasaron.