Recitar es un ejercicio estupendo para trabajar la expresión oral, la comprensión auditiva y la expresión corporal. Además es un magnífica forma de expresar sentimientos.

Sandra, profesora de Audición y Lenguaje, nos propone unos poemas para que el día de la familia podamos recitarlos.

El amor de la familia es para siempre