Despedimos octubre. El tiempo pasa volando y todavía nos parece que el curso comenzó ayer, pero la verdad es que ya hemos cumplido la mitad del primer trimestre.

La vida del cole ha estado repleta de actividades y tareas, de bienvenidas y presentaciones, de recibir al otoño, pintar calabazas, recitar poemas y estudiar para aprender cosas nuevas.

Nos ha dado tiempo a retomar la programación con Scratch, a hacer nuevos amigos, a presentarnos en inglés, a jugar con la pizarra digital y a reflexionar sobre los valores que debemos cuidar y tener siempre presentes.

Si nos habéis seguido, además sabéis que hemos aprendido a lavarnos las manos como perfectos médicos antes de entrar a quirófano, hemos recitado poemas al otoño, hemos puesto a prueba nuestra capacidad de relajación, estrenado una nueva zona de juegos en el patio…… y muchas muchas cosas más.

Y es que la vida del cole es un no parar, un sinfín de actividades, tareas. ¡Y todo lo que nos queda! porque… esto no ha hecho más que empezar.