Han sido muchos y variados los efectos ocasionados por Filomena. Nos ha llenado de nieve las calles, los campos… Nos ha regalado momentos de diversión e ilusión, ha dejado imágenes inéditas de nuestros lugares habituales. Pero también ha traído el caos, resbalones, percances y ha impedido poder ir presencialmente al colegio, devolviéndonos a las clases online.

Pero entre todos sus efectos destacamos el de la solidaridad y generosidad, el esfuerzo, la unión y el trabajo en equipo.

Durante esta semana hemos trabajado todo lo posible para que nuestro colegio estuviera preparado para abrir sus puertas. Abrir caminos de acceso, revisar y arreglar desperfectos, peritajes técnicos… todo en una estrecha coordinación entre todos los implicados. Mientras nuestros profes y alumnos comenzaban el 2° trimestre conectados, deseosos de volver a la presencialidad.

Y la guinda a todo este trabajo la pusieron este sábado el grupo de voluntarios que junto a Alcalde, Concejales y nuestra Conserje trabajaron para retirar la nieve que aún quedaba. Me ha pedido Conchi, expresamente que en su nombre os de las gracias.

Y os damos la gracias a todos. Gracias por ese gran trabajo, por vuestro tiempo y esfuerzo. Debemos esperar al miércoles para volver al colegio, pero podemos estar orgullosos de que nuestro colegio está listo, esperándonos, gracias al trabajo en equipo.