Aprovechando la última mañana de clase, la clase de 3º salió a una cercana zona de campo para pasar un rato de convivencia y despedir así el curso.

El tiempo les acompañó, porque no hacía nada de calor. Un rato ideal para jugar y compartir.